WASHINGTON DC, 20 Enero (AP) — En el fin de su término en la presidencia, Donald Trump dijo adiós a Washington el miércoles, pero también insinuó regresar, pese a un legado de caos, tumultos y amargas divisiones en el país que gobernó durante cuatro años.

“Adiós. Los amamos”, les dijo Trump a partidarios en la Base Aérea Edwards en Maryland antes de abordar el avión presidencial con rumbo a Florida. “Regresaremos en alguna forma”.

Trump deja el cargo como el único presidente en haber enfrentado dos juicios políticos y con millones desempleados más que cuando fue investido y 400.000 muertos por la pandemia. Bajo su guía, los republicanos perdieron la presidencia y ambas cámaras del Congreso. Será recordado por siempre por incitar una revuelta, dos semanas antes de la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, en disturbios que dejaron cinco muertos en el Capitolio, incluso un policía del complejo.

El primer presidente en la historia moderna en boicotear la investidura de su sucesor, Trump sigue enfurecido por su derrota y mantiene que la elección ganada por Biden le fue robada a él. Funcionarios republicanos en varios estados cruciales, miembros de su propio gobierno y numerosos jueces, incluso aquellos nombrados por Trump, han rechazado esos argumentos.

Trump se negó a participar en ninguna de las tradiciones simbólicas de entrega del batón que rodean la transición pacífica del poder, incluso invitar a Joe y Jill Biden a la Casa Blanca para una visita.

Siguió al menos una tradición: La Casa Blanca dijo que Trump dejó una nota para Biden. Un vocero de Trump, Judd Deere, declinó revelar el contenido de la nota o describir el sentimiento expresado, argumentando la privacidad entre presidentes.

Miembros de la familia Trump se reunieron para la despedida en una base militar, junto con partidarios de Trump, que corearon: “Te amamos” . “Gracias, Trump” y “U.S.A.”. Cuatro cañones dispararon una andanada de 21 salvas.

Trump dijo que su presidencia fue “cuatro años increíbles”. dijo a la muchedumbre que él y la primera dama Melania Trump los amaban y elogió a su familia por su trabajo, diciendo que podían haber escogido una vida más fácil.

“Ha sido algo muy especial. Hemos logrado mucho”, dijo Trump, mencionado el nombramiento de jueces conservadores, la creación de la fuerza espacial, el desarrollo de las vacunas contra el coronavirus y su manejo de la economía antes de la pandemia. “Espero que no suban los impuestos, pero si lo hacen, se los advertí”, dijo sobre la administración entrante.

Trump no menciona a Biden en discurso de adiós

El presidente estadounidense Donald Trump es visto en un monitor de una cadena televisiva tras su discurso pre-grabado de despedida del cargo, en la Sala de Prensa de la Casa Blanca el martes, 19 de enero del 2021. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por JILL COLVIN y JONATHAN LEMIRE/ AP

Tratando de limpiar su legado, el presidente estadounidense Donald Trump pregonó el martes sus logros y le deseó suerte a su sucesor, en un video de despedida que fue publicado en su último día completo en el cargo.

“Esta semana entra en funciones un nuevo gobierno, y oramos por que tenga éxito en mantener a Estados Unidos seguro y próspero”, dijo Trump en el video, dado a conocer por la Casa Blanca menos de 24 horas antes de la investidura del presidente electo Joe Biden. “Extendemos nuestros mejores deseos. Y queremos también que tengan suerte. Una palabra muy importante”.

Trump, que se pasó meses tratando de deslegitimar a Biden con acusaciones infundadas de fraude electoral, se refirió a la “próxima administración”, pero no mencionó Biden por su nombre. Muchos de los partidarios de Trump continúan diciendo que la elección fue robada, pese a que numerosos jueces, funcionarios estatales republicanos e incluso el propio gobierno de Trump han dicho que no existe evidencia de ello.

Se prevé que Trump pase sus últimas horas en el cargo otorgando clemencias a un centenar de personas, de acuerdo con dos personas familiarizadas con los planes. La lista de indultos y conmutaciones muy probablemente incluirá nombres no conocidos por el público — personas regulares que se han pasado años en prisión_, pero también a amigos y aliados con conexiones políticas como los que ha perdonado previamente.

Trump se pasó gran parte de su mensaje en video pregonando lo que considera sus mayores logros, incluyendo intentos de normalizar las relaciones en el Oriente Medio, el desarrollo de vacunas contra el coronavirus y la creación de la Fuerza Espacial.

Trump ha permanecido lejos de la vista pública desde que una turba de sus partidarios irrumpió en el Capitolio a principios de mes para tratar de impedir la transición pacífica del poder. Sus colaboradores le pidieron que pasara los últimos días en la Casa Blanca participando en una serie de eventos para cimentar su legado. Pero Trump, que sigue consumido por la furia y quejas sobre su derrota electoral, mayormente se negó. No ha sido visto en público desde la semana pasada, cuando viajó a Texas para una última oportunidad de tomarse la foto junto al muro fronterizo por el que presionó tanto durante su presidencia. Al final, se pasó menos de 45 minutos allí y habló solamente 21 minutos.

Trump indulta a exjefe de estrategia Bannon y a docenas más

En esta imagen de archivo, tomada el 20 de agosto de 2020, Steve Bannon, exjefe de estrategia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla con reporteros en Nueva York tras declararse no culpable de la acusación de que engañó a los participantes en una recaudación de fondos para levantar un muro en la frontera con México. (AP Foto/Eduardo Muñoz Álvarez, archivo)

WASHINGTON DC (AP) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indultó al que fuera su jefe de estrategia Steve Bannon dentro de una oleada de perdones en las últimas horas de su mandato que benefició a más de 140 personas, incluyendo raperos, exmiembros del Congreso y otros aliados tanto suyos como de su familia.

La orden de último minuto, anunciada en la madrugada del miércoles, sigue a otras oleadas de indultos concedidos en el último mes a colaboradores de Trump condenados en la investigación del FBI sobre Rusia, así como el padre de su yerno. En conjunto, estas acciones ponen de manifiesto la disposición del mandatario, durante sus cuatro años en la Casa Blanca, a emplear sus poderes constitucionales de forma que desafíen las convenciones y ayuden explícitamente a sus amigos y seguidores.

La última lista está repleta de candidatos más convencionales a este tipo de medidas y cuyos casos habían sido defendidos por activistas. A un hombre que ha pasado casi 24 años en la cárcel por cargos de drogas y armas, pero que había mostrado un comportamiento ejemplar, se le conmutó la pena, igual que a un exmarine sentenciado en 2000 con una condena por cocaína.

Pero los nombres de los aliados de Trump destacaban entre los demás.

Además de Bannon, entre los aliados de la familia Trump indultados estaba Elliott Broidy, un recaudador de fondos republicano que el otoño pasado se declaró culpable en una trama para presionar a la Casa Blanca para abandonar una investigación sobre el saqueo de un fondo de inversión malasio, y Ken Kurson, amigo del yerno de Trump, Jared Kushner, que fue acusado en octubre de ciberacoso en un acalorado divorcio.

El caso de Bannon es especialmente notable porque la acusación en su contra se encuentra aún en las primeras fases y faltaban meses para cualquier juicio. Normalmente, se considera que los beneficiarios del perdón presidencial son personas que se han enfrentado a la justicia y han pasado al menos algún tiempo en prisión. El concedido a su exjefe de estrategia anula el proceso y elimina de facto cualquier posible castigo.

“Steve Bannon está siendo indultado por Trump luego de defraudar a los propios seguidores de Trump para que pagasen por un muro que Trump prometió que pagaría México”, dijo el representante demócrata Adam Schiff en Twitter. “Y si todo esto suena loco, es porque lo es. Gracias a Dios, solo nos quedan 12 horas más de esta guarida de ladrones”.

Aunque otros presidentes han emitido indultos polémicos al final de sus mandatos, quizás ningún otro comandante en jefe haya disfrutado tanto de emplear su poder de clemencia para beneficiar no solo a amigos o conocidos, sino también a celebridades y a otros apadrinados por sus aliados.

El listado del miércoles incluye a una serie de acusados de alto perfil, como los raperos Lil Wayne y Kodak Black, ambos condenados en Florida por tenencia de armas. Wayne, cuyo nombre real es Dwayne Michael Carter, ha manifestado frecuentemente su apoyo al presidente y se reunió con él recientemente para abordar asuntos de justicia penal. El cofundador de Death Row Records, Michael Harris, y el marchante de arte y coleccionista de Nueva York Hillel Nahmad. también fueron indultados.

La misma suerte corrieron Rick Renzi, un exdiputado republicano de Arizona que pasó tres años en prisión por corrupción, lavado de dinero y otros cargos; y Duke Cunningham, exrepresentante de California condenado por aceptar 2,4 millones de dólares en sobornos de contratistas de defensa. Cunningham, que salió de prisión en 2013, recibió un indulto condicional.

Trump también conmutó la sentencia de cárcel del exalcalde de Detroit Kwame Kilpatrick, quien estuvo cerca de siete años entre rejas por una trama de crimen organizado y sobornos.

Bannon estaba acusado de engañar a miles de inversionistas que creyeron que su dinero se utilizaría para cumplir la promesa electoral estrella de Trump de levantar un muro a lo largo de la frontera con México. Sin embargo, supuestamente desvió más de un millón de dólares, pagando el salario de un funcionario de campaña y sus propios gastos personales.

Bannon no respondió a preguntas el martes.

Trump ya ha indultado a un gran número de socios y simpatizantes, incluyendo a su exjefe de campaña, Paul Manafort; Charles Kushner, el padre de su yerno; su viejo amigo y consejero Roger Stone, y a su ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

___

El periodista de The Associated Press Zeke Miller contribuyó a este despacho.