México, 27 Enero (EFE).- Las tiendas de ventas al por menor (retail) tienen que apostar por el comercio electrónico para crecer sus negocios e incluso internacionalizarse, según un estudio elaborado por la empresa KPMG difundido este martes.
La importancia de la transformación digital y la tecnología es clara, ya que el 79 % de los directores generales de las empresas sostiene que su inversión en digitalización se ha acelerado significativamente como resultado de la pandemia de la covid-19, de acuerdo con el reporte de telecomunicaciones e industria KPMG CEO Outlook.

Como muestra del interés por el e-commerce, la empresa Ecomsur registró crecimientos superiores al 1000 % al centrarse los modelos de negocio en las ventas online hasta alcanzar la cifra de 18.805 millones de dólares en México.
Aunque no es suficiente con ingresar en el mundo virtual del retail porque se debe innovar constantemente ya que el e-commerce se encuentra en constante evolución, comentó Jorge Fernández-Gallardo, consejero delegado para Latinoamérica Norte de Ecomsur.

En este sentido, las ventas online se enfrentan a la siguiente tendencia en México durante este año: fortaleza de los pagos electrónicos con el concepto de pago flexibles. Según un estudio realizado por MercadoPago e Ipsos, los medios de pago más utilizados por los mexicanos en internet son: tarjeta de débito (54 %), plataformas de pago online (52 %), tarjeta de crédito (50 %), transferencias bancarias (48 %) y efectivo (16 %).

El denominado foco Omnicanal es la otra tendencia por las innovaciones para la entrega como robótica de alta tecnología para productos o comidas al hogar del consumidor.

Resulta también esencial tomar en cuenta que los consumidores exigirán cada vez una mejor entrega, más barata y más rápida, y entender que hay que poner el menor número posible de trabas al consumidor para hacer más fácil el cambio de las prendas u objetos en tiendas.

Por ultimo, es básico disponer de una estrategia digital sólida y potenciar a la par el canal propio en conjunto con vitrinas externas que también apoyen la venta para adaptarse a la tendencia imparable del crecimiento del comercio electrónico, ya que en 2023 el 15 % del comercio retail será online, tres puntos porcentuales más que lo que se consideraba antes de la pandemia.