PARÍS (Reuters) – Nubes oscuras se cernían sobre Roland Garros el miércoles mientras los organizadores lidiaban con los cambios de programación en el torneo a raíz de la lluvia.

Sólo se jugó un poco de tenis por la mañana antes de que comenzara la lluvia. Todas las canchas estaban cubiertas con lonas rojas y los espectadores presentes en las gradas se refugiaban bajo paraguas.

La campeona del torneo femenino, Simona Halep, debía jugar contra la estadounidense Amanda Anisimova por cuartos de final a las 1400 hora local en la cancha Philippe Chatrier, mientras que en la cancha Suzanne Lenglen, Madison Keys y Ashleigh Barty se medirían por un lugar en semifinales.

Está pronosticada lluvia durante todo el día en París.