TORONTO, 22 FEBRERO.-Los negocios y restaurantes no esenciales pueden reabrir el lunes en la región de York, un suburbio de Toronto, mientras que los pedidos para quedarse en casa siguen vigentes en Queen City y en las regiones de Peel y North Bay.

La región de York está entrando en la zona roja, el nivel de alerta provincial más alto después del gris.

  • Las tiendas no esenciales pueden reabrirse, pero con la mitad de consumidores.
  • Los restaurantes pueden reabrir sus comedores. Sin embargo, no puede haber más de 10 clientes adentro a la vez.
  • Los centros de entrenamiento también pueden reabrir, pero no puede haber más de 10 personas a la vez en áreas con pesas o equipos de ejercicio.
  • En cuanto a las reuniones sociales, el número de participantes no puede superar las 25 personas en el exterior y 5 en el interior.
  • La capacidad está limitada al 30% en las salas utilizadas para servicios religiosos.

Por su parte, Toronto y las regiones de Peel y North Bay permanecen confinadas al menos hasta el 8 de marzo.

Los médicos de Toronto y Peel habían pedido a la provincia que extendiera allí sus órdenes de quedarse en casa debido al número aún relativamente alto de casos y hospitalizaciones, sin mencionar la propagación de las variantes contagiosas.

El área de North Bay, por su parte, se ha enfrentado a un brote variante fatal en un edificio de apartamentos.