TORONTO, 22 FEBRERO.- A partir de hoy, los viajeros que ingresen a Canadá por vía aérea deben someterse a una prueba de COVID-19 y aislarse por sí mismos durante al menos tres días en un hotel supervisado.

En el aeropuerto Pierre-Elliott-Trudeau, la gente apenas regresaba al país el domingo, unas horas antes de que se implementaran las nuevas medidas.

Fue un desastre que Serge Gauthier y su esposa regresaran a Montreal el domingo. La pareja, que debía regresar de Punta Cana solo a fines de marzo, se adelantó a su fecha de regreso cuando se enteraron de que las nuevas medidas se implementarían el 22 de febrero.

“Juntos pagamos el doble del taxi, el doble del precio de la clínica, el doble del precio del hotel, el precio del avión es más caro, tienes un tránsito y tienes que dormir en el hotel”. Así declaro Serge Gauthier, un viajero canadiense.

Otro hombre, que regresaba del funeral de su madre, tuvo que tomar un vuelo al día siguiente del triste suceso para evitar las nuevas medidas que pueden resultar costosas.

Horas de espera

Si bien muchos tienen prisa por regresar antes de que se implementen las nuevas medidas, los viajeros que planean regresar al país en los próximos días deben, por su parte, lidiar con largos tiempos de espera para asegurarse de tener una habitación a su regreso.

La Agencia de Salud Pública de Canadá dice que es consciente de que la línea telefónica recibe actualmente una gran cantidad de llamadas y pide a la gente que tenga paciencia.

Para desbloquear las líneas, el gobierno federal está pidiendo que solo los viajeros que volarán en las próximas 48 horas llamen para hacer una reserva.

Esto no tranquiliza a Patricia Dulon, una canadiense que se encuentra actualmente en Nevada, quien dice que tiene problemas para hacer la reserva obligatoria en vista de su regreso a Canadá.

Si paso los dos días que traté de llamar … y espero 48 horas antes de mi fecha de salida para llamar, todavía no tendré hotel , agrega.

Según la Agencia de Salud Pública, los viajeros que no hayan reservado una habitación de hotel serán remitidos a un funcionario para seguimiento.

Frontera terrestre

Si bien algunos viajeros se dirigen a la frontera terrestre, donde las reglas son menos restrictivas, también han entrado en vigor otras nuevas. Además de la prueba negativa realizada durante las 72 horas previas a la llegada que lleva una semana en vigor, todo viajero que llegue a la frontera deberá someterse a una prueba a su llegada al país y otra al final de su cuarentena.

Cinco puestos fronterizos ofrecen la posibilidad de ser examinados in situ. Si un viajero no pasa por uno de estos cruces fronterizos, los funcionarios de aduanas le indicarán que se someta a la prueba rápidamente.

Los cinco cruces fronterizos:

  • Douglas (Columbia Británica)
  • Coutts (Alberta)
  • Puente Queenston-Lewiston, Niágara-on-the-Lake (Ontario)
  • Saint-Bernard-de-Lacolle (Quebec)
  • 3er puente en St. Stephen (New Brunswick)

(Con información de Marie-Josée Paquette-Comeau/ Radio-Canada)