China confirma que suspende temporalmente sus aranceles adicionales del 25% sobre las importaciones de automóviles fabricados en EEUU. La tregua durará tres meses, a partir de enero. A principios de diciembre, el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino acordaron intentar una tregua de guerra comercial.

El Ministerio de Finanzas de China ha anunciado este viernes en un comunicado la suspensión de las tarifas adicionales a los vehículos y piezas de automóviles fabricados en EEUU.

Las tarifas del 25% a vehículos estadounidenses y del 5% a piezas de automóviles se suspenderán entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2019, según señala el comunicado.

El ministerio ha expresado también su esperanza de que Pekín y Washington puedan acelerar sus negociaciones y eliminar todos los aranceles adicionales impuestos sobre los productos producidos en cada país.

A principios de diciembre, Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron al término de su reunión en Buenos Aires, con motivo de la celebración de la cumbre del G20, una tregua de 90 días en su disputa comercial, mientras los dos países intentan ultimar un acuerdo duradero sobre la propiedad intelectual, la tecnología y las barreras comerciales no arancelarias.

EEUU ha impuesto una tarifa del 25% en los vehículos fabricados en China y el 10% en la mayoría de las partes de automóviles. El arancel del 40% de China sobre las importaciones de automóviles en EEUU ahora se reducirá al 15% durante 90 días.