Nueva York, 27 ene (EFE).- Boeing anunció este miércoles que tuvo unas pérdidas netas de 11.873 millones de dólares en el ejercicio 2020, muy por encima de los 636 millones perdidos el año anterior, al sumarse la pandemia de covid-19 a los problemas que ya arrastraba por la crisis de los 737 MAX.

La facturación acumulada del fabricante estadounidense cayó un 24 % interanual, hasta los 58.158 millones de dólares, y registró un flujo de caja negativo de 18.400 millones, datos que reflejan su peor volumen de entregas de aviones en años y las cancelaciones que ha sufrido en los últimos meses.

“2020 fue un año de profunda disrupción social y global, lo que ha limitado significativamente nuestra industria. El profundo impacto de la pandemia en los viajes aéreos comerciales, sumado a la paralización de los 737 MAX, ha dificultado nuestros resultados”, dijo en una nota el principal ejecutivo, David Calhoun. EFE